Febrero ha sido el mes con la electricidad más barata de los último 3 años. ¡40 euros/MWh y se espera que en marzo sea todavía un 25% menor! Buenas noticias para los que tengan una tarifa variable, pero ¿por qué ha bajado la luz tanto?

Lo del efecto mariposa se puede aplicar perfectamente a la electricidad. Un simple aleteo al otro lado del mundo puede afectar al precio de la luz y, además, hacerlo de forma inmediata. Casi de un día para el siguiente, para bien o para mal. Lo que sucede es que solo se suele hablar cuando sube, pero es mucho más importante cuando baja. Tantos son los factores que influyen que en la mayoría de las ocasiones son impredecibles. En cualquier caso, febrero ha terminado con el precio más económico de los últimos años y es el momento de aprovecharlo con una tarifa variable como la Cristalina de Próxima Energía.

Y ahora… ¿por qué baja la luz tanto?

Y ahora… ¿por qué baja la luz tanto? – La hora de La1 de TVE (1 de marzo de 2024).

Factores que influyen en la bajada del precio de la luz

Baja demanda eléctrica

Por tanto, no solo se puede encontrar la explicación en un único factor, pero el que más ha afectado durante el pasado mes de febrero son las renovables. Cada vez son más importantes y ya aportan más del 50% del total de la energía que se produce en España. Además, también ha contribuido que la demanda ha sido baja si se compara con el mismo mes de años anteriores. No ha hecho mucho frío y eso se nota fundamentalmente en el consumo de calefacción. También en la industria.

El pasado fue el año más renovable de la historia. Por primera vez más de la mitad de la electricidad que se consume se ha producido con renovables y probablemente en 2024 se vuelvan a batir todos los récords como este febrero.

Renovables: viento y cada vez más sol

La energía renovable que más ha contribuido al descenso de los precios durante el último mes ha sido, sin duda, el viento, pero también el sol. Cada vez los días son más largos y la producción solar mucho mayor. Importante tenerlo en cuenta porque así para todas las personas que tengan una tarifa variable tienen una gran oportunidad para ahorrar. Por supuesto, las horas más baratas del día, como suele ser habitual, siguen siendo de madrugada, pero también a mediodía cuando el creciente número de paneles solares contribuye de forma significativa a hundir los precios.

Normalización del precio del gas

Y también lo que se está viendo en los últimos meses es una normalización en los mercados del gas cuyo precio influye directamente en la luz. Una curiosa relación porque es una de las fuentes que se utiliza para producir electricidad. Por cierto, la más cara de todas y como el sistema de fijación de precios es marginalista… Es decir, el coste de la última central es el que fija los de todas las demás, al final lo aumenta significativamente. Sin embargo, lo que ha ocurrido en febrero es que apenas se ha utilizado. Durante muchas horas del día ni siquiera ha hecho falta.

Solo con las renovables ha sido suficiente y no ha tenido que marcar el precio. De ahí que se hayan hundido. Eso, por un lado, porque por el otro, cuando se ha necesitado lo ha hecho con un coste mucho más bajo. El gas está cotizando en estos momentos en torno a los 25 euros MWh cuando no hace tanto tiempo, más o menos un año y medio, se ha llegado a ver por encima de 300. Eso sí, antes de la crisis energética eran de unos 20. Por tanto, ya se está muy cerca de recuperar la normalidad y eso al final se notará en las facturas si se tiene una tarifa variable.

Y ahora… ¿por qué baja la luz tanto? - La hora de La1 de TVE (1 de marzo de 2024).

Y ahora… ¿por qué baja la luz tanto? – La hora de La1 de TVE (1 de marzo de 2024).

Entonces, ¿cómo aprovechar la bajada del precio de la luz?

La respuesta está clara. Todo se puede resumir en que todos aquellos que tengan una tarifa fija deben cambiarse a una variable, como la Cristalina de Próxima Energía, inmediatamente. La mejor forma de aprovecharlos y reducir las facturas. Cuanto antes porque se espera que el descenso de precios vaya todavía a más con la llegada de la primavera. Previsiblemente, marzo será mucho más barato. Por debajo de los 30 euros/MWh. 25% de descuento respecto a febrero. Por el contrario, se mantiene en una a precio fijo se seguirá pagando lo mismo o incluso más con la reciente subida el IVA de la luz al 21%.