La era de los combustibles fósiles está llegando a su fin y se nota en el ambiente. Aumentan las tensiones en la OPEP y tiene su repercusión en los mercados. Nadie se quiere quedar si venderlo y eso hace que bajen los precios. Petróleo y punto de equilibrio.

Precio del petróleo y punto de equilibrio

Precio del petróleo y punto de equilibrio- La Tarde de COPE (26 de diciembre de 2023).

¡De primero de Economía! La ley de la oferta y la demanda que debe encontrarse en un punto de equilibro se cumple siempre, pero parece que le cuesta más cuando se habla de energía. A eso juega la OPEP, a buscarlo en un nivel que les beneficie. ¡Cuánto más caro mejor!  Ya lo dijo Arabia Saudí, por debajo de los 80 dólares por barril no les interesa. 90 es una buena cifra para todos. En el lado contrario está la AIE que con sus previsiones trata de evitarlo y esto genera tensiones entre los productores de petróleo. Nadie quiere quedarse sin venderlo. Las cuotas que les imponen a algunos no les gustan y hacen que sea difícil de encontrar ese lugar en que ambas curvas se encuentran. Más oferta y menos demanda…

Además, las previsiones de la AIE hacen crecer esas tensiones. Este año por primera vez ha anunciado que el consumo de petróleo tocará pico antes de 2030 y eso no ha gustado a los miembros de la OPEP.

Algunos de los analistas mejor informados del sector ya están haciendo previsiones de lo más optimistas. Consideran que próximamente el barril de petróleo podría hundirse hasta esa cifra. 30 dólares por barril si las previsiones de la AIE se cumplen. Es decir, si como señalan la demanda tocará pico en los próximos años, antes de 2030. También si se confirma el frenazo de la economía china y, por otro lado, el aumento de la penetración del coche eléctrico. Así, si todo eso llega a ser una realidad bajará a menos de la mitad de lo que cuesta hoy. Por tanto, aparentemente todas estas tensiones en la OPEP podrían ser positivas y especialmente para las empresas energéticas. Puede ser que sí o puede que no, porque que ahora cueste mucho menos que en septiembre tampoco quiere decir que sea razonable. A lo mejor todavía está fuera de equilibrio.

Que el precio esté fuera de equilibrio quiere decir, ni más ni menos, que aún es demasiado alto en relación con la demanda. No se ha ajustado a las necesidades reales y probablemente nunca lo hagan porque la dinámica es otra.

Difícil hacer previsiones y normal que nadie se aclare. Todo el mundo sabe que la era de los combustibles fósiles está llegando a su fin. Hay que asumirlo, aunque de momento se desconozca la fecha exacta. Más incertidumbre porque nadie tiene claro si este hecho aumentará el precio o si, por el contrario, lo hundirá de una vez por todas. Complicado apostar tanto al alza como a la baja y eso que, como se explicó en las clases de economía, el precio es siempre una cuestión de equilibrio. Debería depender exclusivamente de la energía que se pone en el mercado y de la que se consume. Como en este caso la previsión mundial de demanda de petróleo es a la baja la tendencia generalizada también será en esta misma dirección. No falla nunca, salvo que alguien tome medidas para conseguir el efecto contrario.

Precio del petróleo y punto de equilibrio- La Tarde de COPE (26 de diciembre de 2023).

Precio del petróleo y punto de equilibrio- La Tarde de COPE (26 de diciembre de 2023).

De este modo, si lo que se produce es un desacoplamiento muy fuerte y los países productores reducen tanto la producción que, aunque el consumo se vaya reduciendo, no hay suficiente para satisfacer la demanda… el precio volverá a repuntar.

Y esto es precisamente lo que está haciendo la OPEP. Intenta ajustar la producción a la demanda. Sigue la evolución de ambos muy de cerca para tratar que un exceso de petróleo en el mercado desplome el precio. Por ejemplo, el equilibrio para Arabia Saudí está en 80 dólares. Lejos de la realidad. En apenas un par de décadas se vivirá en una sociedad descarbonizada. Se espera que sea antes de 2050. Puede parecer lejano, pero no es tanto tiempo. El mundo lleva consumiendo petróleo desde hace unos 100 años y 25 es solo la cuarta parte de ese periodo de tiempo. En ese nuevo mundo libre de combustibles fósiles el último barril de petróleo que se extraiga será gratis. Costará 0 euros. Lo regalarán porque nadie lo necesitará ni lo querrá. Eso sí, aún queda mucho camino por recorrer hasta que llegue ese momento y seguirá habiendo tensiones.