Ni consumen demasiado ni las que parpadean son menos eficientes que las estáticas. De eso, nada. El mito de que las luces de la Navidad son caras terminó el día en que se empezaron a usar LED. Más eficientes y, sobre todo, seguras.

Las luces de Navidad son un misterio. Será porque solo se usan unos días al año, pero fascinan y, a veces, preocupan a partes iguales. Blancas, de colores, solares, estáticas, dinámicas con juegos de luces… todas tienen algo en común. ¡Gustan a casi todos! Especialmente las rojas y las verdes y estas tonalidades no son por casualidad. Las primeras simbolizan la alegría y el verde representa la vida y la esperanza. El alma y la esencia de las fiestas para decorar árboles, belenes y ventanas. Sin embargo, todavía son muchas las dudas que despiertan. Que si gastan más de lo que se piensa e inflan los recibos o que si pueden provocar accidentes e incendios. Hay muchas más, pero la mayoría de estas ideas desaparecen en cuanto las que se usan son de tecnología LED. Más seguras y, sobre todo eficientes, para iluminar la Navidad.

El mito de que las luces de la navidad son caras

El mito de que las luces de la navidad son caras – En jake de EiTB (12 de diciembre de 2023).

Mito 1: las luces de Navidad incrementan significativamente el recibo de la luz

Lo piensa mucha gente y tiene sentido. Están muchas horas encendidas y si ya se piensa en un comercio o cualquier otro tipo de negocio… Sin embargo, lo cierto es que hay que desmitificarlo ya mismo. Si son LED, y deberían serlo todas, no es tan grave. Ni mucho menos, aunque también influye la tarifa de la luz que se tenga contratada. La buena noticia es que están bajando mucho de precio. Después de mucho tiempo están volviendo a los niveles previos a la crisis. Ya cuesta la mitad que el año pasado. Así, el cálculo es sencillo y para una guirnalda de unas 100 lámparas aproximadamente no debería superar los 50 céntimos de euro. Eso sí, puesta durante toda la Navidad. Por tanto, no parece que sea un gasto excesivo para decorar la casa mientras duran las celebraciones navideñas.

El mito de que las luces de la navidad son caras - En jake de EiTB (12 de diciembre de 2023).

El mito de que las luces de la navidad son caras – En jake de EiTB (12 de diciembre de 2023).

Mito 2: las luces de Navidad suponen un problema de seguridad y riesgo de incendio

Ese es el precio por tenerlas encendidas de día y de noche. Por cierto, algo que tampoco es que sea muy recomendable por una cuestión de seguridad. En cualquier caso, las LED tienen muchas ventajas. La primera es que consumen mucho menos que las bombillas convencionales. ¡7 veces menos! La diferencia es importante porque esa misma guirnalda podría llegar a costar más de 3,5 euros. Sin embargo, la segunda diferencia es mucho más importante… Todo ese ahorro en electricidad se produce porque no se calientan. La energía que consumen no se transforma en calor. Solo en luz. Mayor eficiencia que lleva a otra consecuencia. Reduce significativamente el riesgo de incendio. Aun así, lo mejor y lo más conveniente es apagarlas cuando uno no las está viendo. Es decir, principalmente cuando se está durmiendo.

Otros mitos sobre las luces de Navidad que hay que desmentir ya mismo

Lo bueno es que este otro tipo de bombillas no se venden. No se pueden encontrar en ninguna tienda y solo quedan las que haya guardadas en cada casa. Por eso, sería una gran idea pensar en cambiarlas cuanto antes y sustituirlas por otras nuevas. Un truco… La mejor forma de comprobar si son o no LED es acercar la mano, sin tocarlas, y si emiten algún tipo de calor, deben ir directamente a un punto limpio de reciclaje por ahorro y seguridad. Además, hay otros mitos sobre la Navidad y sus luces que no son del todo ciertos:

luces de navidad

El mito de que las luces de la navidad son caras – En jake de EiTB (12 de diciembre de 2023).

  • Mito 3: Todas las luces LED (de Navidad o no) son igual de eficientes. También falso. No todas son creadas y fabricadas de la misma manera. Unas son más eficientes que otras. Pasa exactamente igual que con los electrodomésticos. De hecho, llevan una etiqueta similar a la de frigoríficos y lavadoras. Además, ciertos modelos tienen certificaciones de eficiencia energética como la etiqueta ENERGY STAR. Menor consumo todavía.
  • Mito 4. Las luces de Navidad parpadeantes consumen más que las estáticas. Siempre se ha dicho erróneamente que no es bueno estarlas encendiendo y apagando todo el tiempo. Algo muy antiguo pero es otra ventaja de las LED respecto a los fluorescentes, por ejemplo. En general, las luces parpadeantes no consumen significativamente más energía que las luces estáticas. Sin embargo, la frecuencia de parpadeo y el tipo de bombillas pueden afectar ligeramente al gasto.
  • Mito 5. Las luces navideñas solares no son efectivas ni duraderas. Sin embargo, la realidad es otra bien distinta. Las luces navideñas alimentadas por energía solar pueden ser efectivas, especialmente en áreas con una buena exposición al sol. Eso sí, su rendimiento puede variar según las condiciones climáticas y la calidad del producto. Por este motivo, antes hay que asegurarse de que son adecuadas para su uso en el exterior.