Durante la crisis energética la gente se ha acostumbrado a que el recibo de la luz subiera desde los 60 hasta los 90 euros y ese es el peligro porque en realidad con una tarifa variable ahora podrían estar pagando 30 o menos.

¡Está más que comprobado! Y es algo que se ha podido ver a la perfección en el último año. Hasta que uno no se lleva un susto con el recibo de la luz no espabila ni reacciona.  No son pocas las ocasiones en las que se necesita un toque de atención. Por este motivo, hasta que no llega una factura altísima que trastoque los presupuestos familiares… nadie se empieza a cuestionar si ese importe, en realidad, es mucho o poco. Tampoco se buscan otras alternativas ni se llama a la compañía de la luz para ver si tienen otra tarifa más conveniente. Eso en un nivel básico… porque así son pocos los que de buenas a primeras se preguntan si es mejor el mercado regulado o el libre y si es mejor fijo o variable.

El ahorro con una tarifa variable en 2024

El ahorro con una tarifa variable en 2024 – En jake de EiTB (6 de mayo de 2024).

Busque, compare y si encuentra una tarifa variable, ¡contrátela!

Lo normal es pasarse el día comparando, pero a algo tan básico como la luz no se le suele hacer ni caso. Además, lo mejor de todo es que ya se ha conseguido que sea un proceso inconsciente. Se hace en el supermercado y, por supuesto, con la electrónica, la moda, el calzado… ¡Con todo menos con la electricidad! Hay que reconocer que tiene su complicación. También, en general, hay mucho desconocimiento porque en el fondo pensar en las facturas da mucha pereza. Entonces es cuando lo de comparar se deja ya para otro día, pero el ahorro es mucho mayor que el que se pueda conseguir buscando y comparando el precio de unas zapatillas o un televisor. Eso sí, además tiene otra ventaja. Puede quitar de muchos sustos y sorpresas desagradables.

El peligro de acostumbrarse al recibo de la luz

Por otro lado, también hay que reconocer que no hay mucha información y que son muchos los factores a tener en cuenta… Al final todo resulta confuso y eso sin contar con que los recibos son de todo menos claros. Difícil identificar la información importante. Incluso da la sensación de que se oculta información a propósito. Sin embargo, hacerlo es de gran importancia y no hacerlo tiene un riesgo importante. ¡Comprobado! Hasta que no te llega el susto no se está demasiado pendiente. Y, hablando de sorpresas desagradables, la gente en los dos últimos años con la crisis energética ya se ha acostumbrado a que el precio se haya disparado. Al que pagaba 60 euros de media le subió hasta los 90 o un poco más y ahí se ha quedado.

El ahorro con una tarifa variable en 2024 - En jake de EiTB (6 de mayo de 2024).

El ahorro con una tarifa variable en 2024 – En jake de EiTB (6 de mayo de 2024).

¿Cuánto se puede ahorrar con una tarifa variable?

Ahora las tarifas variables están en los niveles más bajos de la historia. El mes de abril ha sino el más barato desde que se implantó el actual sistema eléctrico en España. Así que los recibos ya no es que hayan vuelto de nuevo a los 60 sino que… podrían ser de 30 o menos, pero como se han acostumbrado a los precios altos, nadie hace nada. Hay muchas personas que están pagando el doble o el triple que antes de 2021 y están tan contentas porque no sube. La realidad es que deberían estar pagando mucho menos. Por este y por otros muchos motivos conviene echarle un vistazo de vez en cuando a los recibos y buscar y comparar otras alternativas. Sobre todo, a las tarifas variables como la Cristalina de Próxima Energía porque la diferencia es enorme. Se va a pagar menos de la mitad.